¿Te asusta la palabra Marketing?


¿Te asusta la palabra Marketing?

©Nomad_Soul/Dólar Foto Club

 

Es habitual que muchos pequeños empresarios se sientan intimidados ante frases del tipo “tenemos que crear una estrategia de marketing”. Creen que la palabra marketing es aplicable sólo a las grandes corporaciones o multinacionales, cuando la realidad es otra.

Muchos dueños de negocios cometen el error de pensar que todo lo pueden hacer ellos, o piensan algo como: “el logo lo puede hacer mi cuñado y el Facebook que lo lleve mi sobrino”. La realidad es que sin darse cuenta, se encaminan hacia el fracaso y posible cierre de su negocio y en consecuencia a muchas ilusiones, recursos y horas de trabajo tirados al cubo de la basura.

Para evitar estos extremos conviene tener en cuenta algunas recomendaciones básicas.

No hay pociones o fórmulas mágicas

Para crear una estrategia de marketing exitosa es imprescindible contar con el apoyo de profesionales expertos en el tema. Personas con experiencia que planifiquen una estrategia coherente y que avance de manera uniforme en todos los ámbitos de la campaña planificada.

Establecer prioridades

¿Cuales son los objetivos del negocio?. ¿Queremos vender más (rentabilidad) o aumentar la eficiencia de la producción?. ¿Nos planteamos mejorar el tiempo de respuesta en la atención al cliente o nuestro reto es multiplicar las sucursales del negocio? Estas son solo algunas de las interrogantes que debemos resolver a la hora de establecer prioridades.

Pero, ¿cuales son los objetivos que debemos alcanzar a través del marketing?

Los objetivos están directamente ligados a las actividades de venta y búsqueda del crecimiento, la rentabilidad y el posicionamiento de la marca. En este punto debemos de contar con un equipo de profesionales. Estos diseñaran una estrategia para lograr ese objetivo a medio o largo plazo. Identificarán las áreas que se deben atender y trazarán planes que permitirán, a la dirección de la compañía, llevar a cabo la estrategia planteada. Estos métodos perfectamente definidos deberían incluir tanto acciones offline como online, y siempre ejecutadas por profesionales del área y monitorizadas para asegurarnos que se cumplen los objetivos presupuestos. Realizar un seguimiento de las diferentes campañas e implementar correcciones si fuese necesario.

Las herramientas a utilizar.

Las nuevas tecnologías son un aliado en una campaña de marketing moderna. La gran cantidad de dispositivos inteligentes y el acceso de los consumidores a los mismos, facilitan la segmentación y por ende la orientación de los recursos a nuestro verdadero público objetivo. Esto incide directamente en los costes y se convierten en alternativas y complementos a medios tradicionales como la radio y la televisión.

El trabajo en equipo es la clave del éxito.

La complicidad entre asesores y trabajadores de la empresa, permitirá que la inversión realizada en la campaña retorne, se transforme en beneficios y se multiplique con el tiempo. Es básico el apoyo interno de todos los trabajadores, desde los altos cargos o jefes de área, hasta los trabajadores de menor relevancia (como los chicos del almacén). Todos deben ser conscientes del papel que desempeñan para cumplir con las directrices necesarias que permitan el cumplimiento de la meta propuesta.

En definitiva, ningún negocio o empresa es demasiado pequeño para acciones de marketing. Estos planes son escalables de acuerdo a la magnitud de cada empresa o negocio. Así que el día para comenzar a realizar estas acciones es hoy. Mañana quizás sea tarde.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *